En las últimas semanas hemos oído hablar a través de diversos medios de un fenómeno que se conoce como “padres helicóptero” que, bajo nuestro punto de vista, es una realidad preocupante que se da en muchos modelos educativos de los padres de hoy en día.

En resumen, el objetivo en la vida de estos padres helicóptero es lograr que su hijo sea brillante y que logre todo lo que desea, pero sin que tenga que esforzarse. ¡Eso ya lo hacen ellos! Estos padres organizan la agenda de sus hijos, se encargan de eliminar cualquier problema de su camino y siempre están pendientes de sus resultados.

Como consecuencia de esta forma de actuar, lo que se obtiene como producto es unos padres extenuados y unos hijos incompetentes.

Si queréis leer el artículo completo acerca de esta hiperpaternidad pinchad aquí.